Cómo hacerte un humidificador casero y otras 6 alternativas low-cost

humidificador casero y alternativas low costUn humidificador casero puede ser la respuesta a algunas personas que no esten dispuestas a pagar por uno profesional. A pesar de que un humidificador profesional es una herramienta muy útil para tener en casa (aquí te doy 13 razones), ya existían métodos antes para solventar la falta de humedad en la casa.

Así que aquí te traigo algunas alternativas más rudimentarias pero hasta cierto punto eficientes, para optimizar el nivel de humedad que tengas en el hogar. Espero que te ayuden

Cómo hacerte un humidificador casero

A continuación te explicaré brevemente como hacerte un humidificador casero.

  1. Vamos a necesitar un contenedor o recipiente de plástico que tenga una tapa arriba (preferentemente una botella o similar). Con el agujero que hagamos  deberemos pasar dos tubos de plástico de aprox. 5 mm de diámetro. Con estos tubos, haremos que uno que llegue hasta casi al fondo del recipiente y el otro sólo debe introducirse 1 o 2 cm. Una vez hecho, lo sellaremos con cinta aislante.
  2. Rellenamos con agua la mitad de la botella o recipiente y luego lo cerramos con la tapa.
  3. Conectaremos un compresor de aire (de los que sirven para acuarios) al tubo más sumergido en el recipiente.

Y ya tendrás tu humidificador casero listo. El funcionamiento es simple, y será el siguiente: el compresor de aire provocará que el agua eventualmente se evapore. Entonces el vapor generado subirá por el tubo que hayamos cortado más corto, que funcionará además a modo de dispersor. Poco a poco conseguiremos humidificar el ambiente de la habitación.

Utilizar agua en un recipiente

Además de construirte un humidificador casero hay alternativas más básicas como es usar simplemente agua. Por ejemplo, un vaso de agua en una esquina ayudará a nivelar la humedad de tu hogar y atrapará las partículas de polvo. Dependiendo de las dimensiones de la habitación, podrás usar recipientes más grandes, como una tetera o una olla. El agua gradualmente se evaporará y hará las funciones que un humidificador condicional (solo que bastante más lento). Recuerda dejar los recipientes algo abiertos (tápalo solo parcialmente si es necesario) para que la humedad se impregne poco a poco en la habitación.

De la misma manera que usamos agua en un recipiente, podríamos directamente comprar una pequeña fuente de agua para interiores. Las hay muy bonitas y decorativas, y cumplirán la misma función que un vaso o una olla, sólo que será más estético. Como aliciente, también tener en cuenta que el sonido del agua es bastante relajante.

Utilizar una fuente de calor para evaporar agua

humidificador low cost
Este método es un pequeño añadido a los métodos anteriores explicados. Pudiendo usar un recipiente que aguante bien el calor (como una olla o un cazo), también podríamos colocarlo encima de un radiador mientras éste esté en marcha. El calor que emite el radiador hará que el agua de nuestro recipiente se evapore y conseguiremos un efecto similar al antes mencionado (y también un poco más rápido).

Tener en cuenta que se podrá usar en cualquier fuente de calor, siempre y cuando no sea eléctrica. El proceso de vaporización seguirá siendo lento pero a la larga efectivo.

Rocía con agua tus plantas de interior

Al final, las soluciones más sencillas son también las más obvias. Todos sabemos el poder que tienen las plantas para purificar el aire. Además, al regarlas, transportan el agua desde las raíces hasta las hojas y estas liberan humedad. Es un proceso natural llamado transpiración. Siempre es recomendable tener plantas en tu hogar, sólo que en este caso además, te ayudarán a optimizar los niveles de humedad.

Cuando las riegues, no eches agua directamente en su raíz. Si además pudieras regar minimamente sus hojas, sería otra forma de incrementar los niveles de humedad.

A continuación te daré una pequeña lista de plantas de interior que pueden ayudarte:

  • Si tomar cuidado de las plantas suele ser un engorro para ti, la Palmerita China o Rhapis Excelsa es una palmera de interior muy resistente. Resiste la falta de riego y de luz.
  • Si se tienen animales en casa, tal vez sea considerable evitar El Gomero o Ficus Robusta ya que sus hojas pueden ser tóxicas para el consumo. Sin embargo, es una planta muy recomendable en un entorno seguro.
  • La palmera Areca es ideal para eliminar los microorganismos y toxinas del aire, tales como las encontradas en el humo del tabaco.
  • Para rincones de la casa sin luz directa, puedes usar la Palmera Bambú o Chamaedorea Seifrizii que necesita luz indirecta o tenue, o incluso la Ficus Alii que trabaja en zonas con poca luz.
  • Para todos aquellos afectados de alergias, asma o más susceptibles de la calidad del aire, la Hiedra Inglesa es la más recomendable, ya que elimina es una de las que elimina el moho de forma más eficiente.
  • Por último, la Palmera Enana o Phoenix Roebelinii es una de las plantas de interior más comunes. Elimina las partículas de xileno, muy habituales en pinturas, revestimientos de paredes y suelos, etc.

Tiende algo de ropa dentro de la casa

En caso de que hayas lavado ropa, no hace falta que tiendas toda la ropa dentro de casa. Dependiendo del tamaño de la habitación, una simple toalla húmeda o un paño de cocina húmedo podría ayudar. Así aumentarás razonablemente los niveles de humedad, además de añadir cierto agradable olor a ropa limpia.

Utiliza floreros con aguahumedad de las plantas

Los floreros son un buen remedio para humidificar ya que son recipientes que estéticamente no desentonan y tienen la forma perfecta para no sólo llenarlos con agua si no además con cáscaras de algún cítrico o hojas de eucalipto y menta. De esta manera al evaporarse el agua, además de humidificar, ambientarán tu casa. Algunas personas incluso añadirían un par de gotas de alguna esencia, aceite o pérfume. Siempre tener en cuenta añadir poca cantidad, pues tiene que ser un efecto sutil, las fragancias suelen tener aromas mucho más concentrados.

Conforme el agua de los floreros se vaya evaporando simplemente tendremos que irlos rellenando.

Desventajas de los métodos low-cost

Dicho esto, las ventajas de estos métodos es más que evidente: el coste. Pero hablemos también de las posibles desventajas de un humidificador casero o métodos low-cost en comparación con un humidificador profesional:

  • No vas a tener un baremo exacto del nivel de humedad que tienes en casa. Al final, la solución va a pasar por comprarte un higrómetro para medir el nivel de humedad de tu casa, que como podrás comprobar, no dista demasiado del precio de un humidificador profesional. Si el coste es un problema, siempre puedes echar un ojo a este post que escribí sobre los humidificadores más baratos del mercado.
  • Los humidificadores no requieren del mantenimiento y cuidado de un ser vivo como puede ser una planta. El humidificador es un aparato que requiere unos cuidados extremadamente sencillos.
  • La mayoría de las soluciones low-cost como un humidificador casero suelen ser engorrosas, como colocar ollas o toallas esparcidas por la casa. Como solución puntual o circunstancial pueden ser ideales, pero a largo término pueden ser alternativas un poco incómodas. Los humidificadores, en cambio, suelen ser compactos y con un diseño pensado para complementar la decoración. Te olvidarás de que están.

cómo hacerte un humidificador casero #humidificador #casero #salud #lowcost

Al final, lo mejor y más recomendable es que consultes con tu médico, sobretodo si en tu hogar convives con personas con problemas de respiración o alergias. Una vez decidas como arreglar los niveles de humedad en tu casa, ya sólo tendrás que valorar hasta qué punto puedes costearte un producto profesional o no. ¡Esperamos haberte ayudado!

Cómo hacerte un humidificador casero y otras 6 alternativas low-cost
5 (100%) 14 vote[s]

Deja un comentario

Compartir
Twittear
Pin